martes, junio 01, 2004

¿Cuántas veces puede uno equivocarse?

Cuando decimos que nos equivocamos... ¿Realmente fue una equivocación lo que sucedió?

A lo largo de nuestras vidas nos encontramos con situaciones en las que debemos tomar una decisión. Las decisiones pueden verse como caminos y cada camino es diferente y puede o no llevar a lugares diferentes. Normalmente elegimos uno de los caminos tras una métrica personal y esperando llegar a algún lugar en especial. Así pues, decimos que erramos cuando el camino que elegimos nos llevó a un lugar distinto del que esperábamos, o si bien nos llevó al lugar esperado, decimos habernos equivocado porque el camino no fue como se esperaba.

En la realidad, no existe tal cosa como una equivocación. Cada camino tiene letreros y lo único que podemos hacer es tomar las consecuencias de nuestras decisiones con responsabilidad. En muchas ocasiones lo que sucede es que también elegimos no ver el letrero que indica el destino del camino elegido porque el camino se ve bonito y lo queremos caminar, o se ve feo y no lo queremos tomar. No obstante, el destino del camino siempre se sabe y elegir verlo o no sólo es otro camino.

Supongo entonces que nunca me he equivocado en la vida y el resultado de los caminos que he eligido han hecho de mí quien soy y el hecho de que yo lo haya hecho consciente me obliga a ser más responsable respecto al rumbo de mi vida y hace incoherente cualquier intento por excusar lo que causo con mis acciones.

0 comentarios: