lunes, junio 07, 2004

Einsamkeit

...Entonces me pregunto a mí mismo...

¿Qué tiene de malo estar solo?

E inmediatamente viene a la mente:

¿Estoy realmente solo?

Y sí, ya van casi cinco meses desde mi separación con quien creí que fuera mi alma gemela. Muchas promesas se han roto, muchos defectos propios he reparado, mucho hemos lastimado y... finalmente, la separación definitiva nos ha alcanzado.

Esto no ha sido casualidad --que por cierto no existe, nunca pasa algo por "error"--, en realidad he sido yo quien decidió que, aquella quien compartiera mi vida por tanto "tiempo", no tendría ya más cabida junto a mi alma. He sido yo quien tomó al toro por lo cuernos y, tras varios jirones, lo ha mandado de regreso, con algunos daños desgraciadamente, a su lugar de reposo.

Muchas más cosas en mi vida cambian en este momento, cosas que me gustaría compartir, cosas que, a la vez, me gustaría afrontar solo.
¿Y qué es estar solo?
...
En realidad no estoy desamparado, tengo amigos que me apoyan, tengo una gran familia --disfuncional no quiere decir que no me quieran-- que hace lo posible por apoyarme y... Básicamente nunca estoy solo.
¿Cuál es la necedad entonces por tener pareja?

Es cierto que no puedo compartir de la misma manera mi vida con mis amig@s que con una pareja. Es cierto que hay cosas que preferiría tener en común sólo con mi pareja. También es una realidad que me gusta la idea de compartir mi vida con alguien a quien me guste ver, tocar, oler, escuchar y sentir.
¿Es acaso una mera necesidad carnal lo que siento?

Tengo muchas ilusiones, sueños, metas y acciones que materializo a cada momento. Mi realidad es muy cambiante gracias a que estoy más vivo de lo que he estado en el resto de mi vida. Me gustaría poder compartir todos estos cambios con alguien que quisiera caminar a mi lado, a veces empujarme un poco más allá de mi límite y, a veces, dejarse empujar de igual forma.

Sinceramente, no sé a dónde irá a parar toda esta locura...

En un comentario que me hicieron noté una pregunta que me hizo reflexionar mucho acerca de lo que siento, de lo que escribo, de la realidad que estoy creando para mí mismo.

"¿Qué pasa contigo en el invierno, tu invierno?"

Comentado por Anonymous en el post Otoño.

La verdad no sé qué me depara el invierno. Como he dicho tengo muchos planes, muchas ideas que materializo a cada instante. Emocionalmente, es decir, en mi vida sentimental con respecto a una pareja... No tengo planes, casi podría decir que ni siquiera tengo ilusiones.

Lo único que me queda es fe en que en algún momento de mi existencia logro superar por completo este bache y puedo lograr ser compatible otra vez con un alma. Un alma pura de corazón y con una frecuencia que permita que vibremos al unísono. Tengo fe en que la armonía es posible y existe un armónico por ahí en mi universo que siente como yo y ama como yo.

0 comentarios: