jueves, junio 03, 2004

Io e mio papa

Algo que mi padre y yo tenemos en común (de entre muchísimas cosas más) es la manera de pedir las cosas. Al principio soy muy suave, pero si veo que la gente no responde intento con inderectas y, a veces, hasta lastimo.

Un ejemplo de esto es la situación que vivo con mi papá. Él quiere que yo me vaya a vivir con él y me lo ha pedido así. Él ha visto que yo no respondo a esa petición. En realidad no quiero vivir con él ni con mi madre, por razones propias. Mi padre, entonces, me dice: "Tu hermano es más chingón que tú porque él eligió vivir conmigo". Esa frase siempre duele y él espera que yo reaccione ante ella y decida que, para ser un "chingón", debo vivir con él.

Las indirectas...

¿Cuál es el punto de ser tan complicados?

0 comentarios: