martes, junio 08, 2004

La espera infinita

Cinco meses... El tiempo es tan relativo y carente de significado.

Hace algún tiempo que no quiero dormir... Me preguntaba por qué era eso y una de mis respuestas era que quería vivir mi tristeza tanto como me fuera posible. Estaba escudado en que al dormir perdía tiempo importante de mi vida. Hoy he sido lo suficientemente sensato conmigo mismo y me he dicho la verdad. Así pues, entiendo que la verdadera razón por la que no quiero dormir es que estoy esperando. Todos los días espero, desde que abro los ojos, hasta que, por fin, el sueño me obliga a cerrarlos en la madrugada.

Esto podría seguir así durante meses e incluso años... Que atrocidad

Esta espera no me está haciendo feliz, así que, ahora que me doy cuenta, decido que esto debe acabar.

Jamás dejaré de agradecer a la Luna todo lo que compartió conmigo en nuestro tiempo y estoy realmente afligido porque me doy cuenta que ya no debo esperar a que regrese... Nunca lo hará.

Gracias. T. A.

0 comentarios: