jueves, junio 03, 2004

La muerte en vida

He visto algunos zombies en mi vida...

Los muertos vivientes son seres sin luz propia, un claro ejemplo de un muerto viviente sería el personaje principal del libro Metamorfosis de Franz Kafka.

La razón por la que pongo este post es mi madre. Ver a un muerto viviente deprime instantáneamente, una vez que se corta el contacto la depresión pasa y uno es capaz de seguir su camino. Vivir con un muerto viviente es a penas comparable con estar constantemente al filo del campo gravitacional de un hoyo negro. El peligro es de la misma magnitud, aquel muerto viviente es capaz de absorber toda la luz que nosotros podamos emanar hasta dejarnos completamente secos. Yo vivo con un muerto viviente.

Mi madre lleva muerta muchos años. Su "vida" consiste en sacrificarse para que mis hermanas y yo estemos "bien". Ella ya no tiene sueños propios, sus ilusiones y sus metas son nulas. Sería igualmente bueno vivir con un robot sin sentimientos que se levantara y ocupara todo su tiempo en trabajar para nosotros. Qué terrible desperdicio sacrificar una vida tan llena de potencial para cuidar a alguien que no pide ser cuidado.

Sólo deseo que mi madre algún día se decida a vivir de nuevo, quiero verla feliz y con luz en el semblante.

Ojalá un día salga de entre los muertos.

0 comentarios: