lunes, junio 21, 2004

Lo mí­o es mí­o... O no?

No hay peor invasión a mi individualidad que la que vivo en mi casa actualmente. Es realmente frustrante para mí llegar a mi cuarto después de una agotadora clase de Muay Tai como la de hoy (las espinillas me duelen hasta... sí­, hasta allá) esperando utilizar el ya famoso servicio de mensajes instantáneos de Micro$ mejor conocido como MSN Messenger --que por cierto es una mugre, en lo personal prefiero el Alvaro's Messenger -- para poderme comunicar con mi sacra pandilla. Así­ es, con mi sacra pandilla.

Entonces entro a mi cuarto, esperando ver mi amada laptop --una preciosa iBook G3 @ 900MHz -- tal cual la dejé, es decir, conectada al stereo y con mi servicio mensajero abierto... Sólo esperando a que yo llegara a utilizarla para platicar un poco, hacer tarea, escuchar música, checar mail.. bla bla.. Y qué encuentro?! Mi pequeña hermana usando descaradamente a "MY PRECIOUS"! Entonces decido utilizar a mi laptop viejita (una miserable PIII @ 600MHz), y justo cuando ya estoy empezando a agarrar vuelo... Se va la luz, y a la mugre ya no le sirve la batería.

Ahhh, en fin, ahora, un poco presionado porque tengo que entregar un trabajo en menos de media hora, por fin tengo un poco de libertad para usarla.

¿Es que le tengo que poner etiqueta a mis cosas para que nadie más las use?

1 comentarios:

+oRLy+ dijo...

Jajajajaja etiketar es lo de hoy...te rekomiendo utilizar cinta kanela komo marka personal...y algun señalamiento de 'próximo deslave' o 'material radioaktivo' o 'kuidado kon los perros' sobre tu puerta NUNKA esta de más =)