lunes, junio 14, 2004

Y sí, soy débil

No hay mucho qué decir... Sólo que hoy mi voluntad ha cedido.

Sin embargo no regresaré al juego.

Nunca más.

0 comentarios: