martes, julio 13, 2004

Arrepentíos

Bien he plasmado en algún post anterior que no es posible equivocarse a la hora de tomar una decisión.

En la realidad que yo vivo, esto es completamente cierto y aplica todo el tiempo. ¿Entonces por qué viene el arrepentimiento?

...Unos litros de alcohol y un día después...

"No vuelvo a tomar en mi vida, Piiiinche cruda carajo!"

Cuando yo decido tomar alcohol y decido tomar "más de la cuenta" sé de antemano en qué acaba, puedo ver claramente que el fin de ese camino (o esa decisión) es una borrachera y, a posteriori, una cruda. Después viene otra decisión: "Igual ni me pega. Y si sí, pues de una crudita no pasa... A parte yo no voy a manejar". A esta decisión viene el arrepentimiento y cuando la tomo lo puedo ver claramente. Así que cuando yo elijo tomar estas decisiones sé de antemano que tengo por resultado una borrachera, una cruda, y un arrepentimiento.

¿Crónica de un arrepentimiento anunciado?

Curioso que todavía no llega la borrachera ni la cruda y ya sé que estoy arrepentido, borracho y crudo. jajajaja

Está de pensarse ¿Por qué nos arrepentimos de las decisiones que tomamos?
El estar arrepentido no significa que nos hayamos equivocado de decisión realmente. Sólo significa que elegimos arrepentirnos. Y, en todo caso, ¿no deberíamos mejor tomar el "arrepentimiento" como un "warning" cuando estamos a punto de tomar una decisión?

Qué difícil es luchar contra algunos impulsos.

Por cierto... ¿Si uno se arrepiente de algo "malo", merece misericordia y tiene lugar en el "cielo"?

¿Por qué?... Releer el ejemplo de la cerveza...

=> Uno sabe de antemano que se va a arrepentir y de todos modos lo hace... ¿Eso no le quita cierto valor al "arrepentimiento" manejado por nuestra sacra cultura cristiana?

0 comentarios: