domingo, agosto 01, 2004

Moloko

Cierro los ojos
El parpadeo dura una eternidad.
Inmerso en mí
Oigo la música muda
Como debajo del agua
Como detrás de una tela transparentosa.

Envuelto en ropajes de tonos grises y blancos
Que se esfuman con el aire
Rodeado por amistosas carcajadas
Y miradas cariñosas.

Me detengo un minuto a pensar
Recuerdo cómo llegué aquí y,
Justo cuando la lucidez,
Como inminente tormenta,
Viene hacia mí...

Aspiro hondo
Me visto en nubes nuevamente
Y heme aquí
Inmerso en mí.

0 comentarios: