jueves, septiembre 23, 2004

Kiero una mariposa

Una vez, cuando era más pequeño que ahora, tomé una mariposa muerta --no recuerdo por qué.

Su belleza traspasó la barrera de mis glassys,
Su luz contaminó todo rincón de mis pupilas...

Contrastante a eso,
No la pude sostener por mucho "tiempo" entre mis dedos
También a ellos los contaminó su luz.

0 comentarios: