sábado, octubre 09, 2004

Meine Liebe

Tengo frío y me meto en la cama, tapándome hasta la cabeza, apagando casi por completo la pequeña luz que alcanza a llegar hasta mís glassys. Tengo sueño y por eso me he recostado en este lecho, agonizante, más vivo que nunca.

El frío no se quita, recostado en la noche, arropado en sábanas y cobijas de hilo de niebla, cegado por éstas de la luz de las estrellas y la lúna, lámpara de noche... He perdido consciencia de quién soy, no estoy más en mi cuerpo, mi espíritu ahora ve a su exoesqueleto desde afuera, desde arriba.

Mi lecho, el lecho de mi muerte, un último aliento, un último pestañeo, abro los ojos más que nunca antes, sé lo que me depara...

Ahora todo lo que veo al frente es una pequeña luz, Taschen.Fee...

Taschen.Fee

0 comentarios: