viernes, noviembre 12, 2004

Damocles

Pacientemente caminando
Admirando el cielo, la tierra,
Todo minúsculo detalle de la creación...
Pasea sin pesares el vagabundo.

Atravesando calles, campos, maizales
La nuca quemada por el sol,
El color del cielo tatuado en sus glassys
Y el verde del pasto iluminando sus pies

Su regia postura,
Reflejo de su paradójica vida,
Delata su naturaleza;
Punto de convergencia para opuestos.

Su mirada,
Tan profunda como el universo mismo,
Irradia calor, armonía, dulzura...
El sabor de la vida le ha marcado el alma

Sin preocupación alguna,
Nada en su interior, ni la más ínfima mancha,
Sólo la flama imperecedera de la vida
Cuya luz y calor atraviesan muros de carne y hueso

Pacientemente, el inmortal camina
Nunca ha volteado hacia arriba,
No tiene necesidad,
Él lo sabe, ella está ahí

2 comentarios:

La mortal gelatina de limon dijo...

Buen blog.Ya te linkee desde mi sitio.
Saludos!

Xquenda dijo...

wow me he quedado una vez mas anonadada!