jueves, diciembre 30, 2004

Der Baum

La misión de un árbol es muy sencilla, si tenemos la suerte de observar uno con detenimiento es posible entender la parte más obvia, y al mismo tiempo la que más rápidamente pasa desapercibida... Un árbol viene aquí a vivir. Así pues, su misión primordial es vivir.

Complementando esta misión --que es increíblemente sencilla y difícil al mismo tiempo-- un árbol vive en armonía con su entorno e incluso ayuda a mejorar al mismo. La sola presencia de un árbol hace de un lugar más habitable, más bello, ayuda a que la tierra sea más fértil, atrae lluvia y bueno, la vida atrae más vida.

0 comentarios: