lunes, mayo 31, 2004

Oración de un poeta


Aba Padre
Gracias por escucharme
Gracias por todas las maravillas que me ayudas a apreciar cada vez más y con infinito asombro y placer.
Gracias por las situaciones que me ayudas a vivir, a superar y a sentir en todo momento.
Gracias por compartir conmigo todo cuanto consideras que mi alma enamorada del universo puede aceptar de tí­.
Pocas cosas puede un alma tan agraciada por tí pedir para ser más feliz. En esta ocasión me gustarí­a pedirte que me acerques una musa. Un alma como la mí­a no necesita de una musa para sentir, apreciar y amar.
Y Padre! Yo quiero derramar miel en cada mirada, quiero probar el dulce del más exquisito de los higos al besar la boca de mi musa, quiero que ella sienta la seda más suave cuando la acaricie y la firmeza de mis manos masculinas cuando la apriete entre mis dedos; quiero ver la maravilla de la creación a través de sus ojos y oler el divino perfume del amor emanante de su cálida piel. Quiero combinar la enorme pulsión que sólo una musa puede provocar con el permanente estado de amor en el que mi alma se encuentra. Quiero llegar al Nirvana y lograr un equilibrio perfecto y eterno entre amor y pasión.
Ese, Padre, es el deseo que hoy tengo.
Gracias Padre por escucharme,
Amén

La duda

Tengo un muy buen amigo que en este post llamaré Alfonso. Él tiene una relación de pareja desde hace un buen tiempo ya con una niña que me tiene realmente sorprendido. Cuando ellos empezaron su relación ella no me daba muy buena espina, la vibra que emanaba su personalidad era un tanto pedante y, por supuesto, chocaba con la mía. Unos años después la he vuelto a ver y quedé atónito con la vibra que despide. Al parecer ella está oscilando en una frecuencia mucho más madura, amigable y feliz que cuando la conocí.

La razón por la que pongo este comentario es que hoy, platicando con Alfonso, he notado que él siente algo similar a lo que yo sentía hace unos meses. Me refiero a una fatal duda que es molesta cual piedrita en el calcetín. En mi caso esa duda fue uno de los principales motivos para que yo terminara mi relación con mi anterior musa.
Hoy he pensado que, probablemente, de estar yo en el lugar de Alfonso ya no arriesgaría la felicidad que él ha logrado mantener. Mucho menos ahora que su musa ha madurado tanto y que su relación tiende a mejorar. La última vez que los he visto juntos me ha dado la impresión de que están a punto de armonizar de una manera celestial.

Me alegro muchísimo al ver que la armonía es posible y ver a esta pareja me da muchas esperanzas de que algún día tal vez encuentre a una musa con quien yo pueda armonizar y a quien le pueda dedicar mis más dulces versos.

Luna

He aquí­ que yo me he enamorado de un astro.
Inalcanzable y coqueto, aquel astro llamado Luna,
Mientras me recuesto en el pasto,
Me guiña un ojo y se rí­e de mi hambruna.

A mis incesables intentos por besarla
Ella muestra, cruelmente alternante
Su luminosamente oscuro semblante
Pidiendo que nunca deje yo de esperarla.

Oh Luna, a quien por un infinito instante he adorado
Mis labios y mi alma, sedientos te reclaman
Que tu bella divinidad de mí­ hayas apartado.
Y yo agradezco porque por tí­ mis versos vida cobran.

Guru Parkash

El cénit

El amor frustrado...

Siempre he amado a mio padre. Su ausencia en mi vida ha sido un dolor eterno que punza sin cesar. Como comentaba en "mio padre", venir a visitarlo es insufrible y altamente entristecedor. Y sí! hoy es diferente, hoy he llevado ese sufrimiento al cénit. Para empezar, me he quedado a pasar la noche aquí --cosa que normalmente no hago por amor propio. Una vez más, antes de dormir, he tenido que aguantar a mi papá diciéndome que Miguel (mi hermano menor) es más chingón que yo; esta vez le he intentado poner un alto a esta situación y me he enfrentado a la cruda realidad: mio padre no sabe escuchar.

Decido irme a dormir, decido que no debo seguir platicando con él y lo mejor para mí será descansar un poco. El punto de "descansar" es liberar las tensiones existentes en cuerpo, espíritu y mente para así empezar desde cero nuevamente. Por tanto, dormir y descansar no siempre van de la mano. En mi caso, no he descansado. Mi inconsciente se ha tomado la libertad de apuñalarme por la espalda. Traicionero y despiadado me ha dado una realidad alterna un poco peor de la que he vivido con los ojos abiertos. Mio padre no conoce la piedad en mi sueño y me atormenta con aplastantes comentarios concernientes a una posible realidad en la que él ama más a mi hermano que a mí.

Traicionera y envilecida, mi realidad alterna vivida en dicho sueño no se ha conformado con brindarme a mio padre degradando mi existencia. También me ha traído un extra, un golpe fatal, el gran final! Esta gran obra de mi inconsciente se ha visto coronada con un sueño acerca de quien fuera mi fatal musa hasta hace unos meses --de cierta forma lo sigue siendo, ya que es uno de los móviles de mi sufrimiento.

Hace unos días pensaba para mí mismo que yo sería capaz de cruzar los siete círculos del infierno con tal de no volver a ser infeliz en lo que me queda de existencia.

Realmente es necesario aprender a sufrir para después valorar la felicidad?

domingo, mayo 30, 2004

Mio papa

Todas las visitas a mi padre son iguales...

Es virtualmente imposible llegar temprano, por una u otra razón nunca puedo levantarme a una hora decente y llegar a su casa a una hora decente. Lo más probable es que yo esté reacio a venir.

Hoy no es la excepción, me levanté a las 11 de la mañana y salí de mi casa a las 12 del día. He hecho una hora de camino hasta aquí y todo para llegar a la misma rutina, ya insípida, ya amarga, de todas las ocasiones en que lo visito. Con la novedad de que hoy es un poco más amarga que de costumbre.

Han pasado ya 20 años desde que mi papá y mi mamá se divorciaron. Mi papá tiene dos hijos de su segundo matrimonio, uno de 12 años y otro de 14 años. Veinte años de mi vida he desperdiciado añorando un papá que no existe. Mi vida como hijo del Cptn. Gerardo Vázquez es altamente frustrante, soy su primogénito, indiscutiblemente soy su viva imagen. He heredado todo lo bueno que él tiene qué ofrecer y soy una combinación perfectamente equilibrada entre sus cualidades y las de mi madre. Físicamente soy el más parecido de entre todos mis hermanos a él. Espiritualmente soy insaciable, materialmente soy el más ambicioso, profesionalmente soy el más trabajador...
Después de todo y después de el enorme parecido que tenemos, el favorito es el segundo. Lo frustrante es que mio padre siempre me lo recuerda, es increíble que no se canse de decirme cuánto mejor es mi hermano que yo.

Por el momento, el motor inmóvil del poeta sigue siendo el sufrimiento. El que me es ocasionado cada vez que tengo este roce familiar es demasiado grande y prácticamente insufrible.

Ya no puedo esperar para salir a la carretera de nuevo y disfrutar de todo cuanto me rodea, incluyendo el huracán de recuerdos que tendré en mi alma acerca de mio padre.

Por el momento ya no puedo seguir escribiendo puesto que debo seguir conviviendo... O mejor dicho, sobreviviendo.

sábado, mayo 29, 2004

Amelie Poulain

A menos de una hora de haber escrito mi primer post... jaja :p

La música me refleja, constantemente busco expresar mis sentimientos de distintas formas, más que expresarlos busco resaltarlos. Es maravillosa la sensación que se produce cuando uno está viendo algo bello y respira hondo para oxigenar más el cerebro y percibir los distintos haces de luz con mayor intensidad y claridad. La sensación producida en mí al escuchar música que esté en sintonía con mis sentimientos es muy similar en intensidad. En este momento la música que me hace vibrar es proveniente del sountrack de Amèlie Poulain --maravillosa película.

En los últimos cuatro meses he disfrutado de todo tipo de sentimientos y he sintonizado, sobretodo, con música proveniente de la inspiración altamente depresiva de un grupo conocido como Muse. Así pues, la frecuencia con que mi vida ha estado vibrando es muy baja, he estado sumergido en una tristeza de intensidad infinita por un momento eterno.

Ahora, parte de ese momento eterno, escuchando el soundtrack de Amèlie reconsidero mi status quo. La tristeza que solía ser la frecuencia representativa de mi vida empieza a cambiar muy lentamente. Cual oruga, he entrado en un estado de metamorfosis. Toda metamorfosis toma un poco de tiempo; en lo personal, ignoro el tiempo que estaré sumergido en ella.
Amèlie...
El estado de metamorfosis y la naturaleza de las frecuencias con que estoy oscilando hoy, son claros indicios de que el resultante del capullo en que elegí sumergirme es una exquisita materialización de toda la ternura y amor por la vida que mi divina alma ha aprendido a experimentar y apreciar.

La pregunta que me hago es ¿Cómo fue que aprendí a disfrutar de todo cuanto me rodea estando yo tan omniosamente triste?

¿Es acaso normal que uno, al sufrir un desamor pueda enamorarse de la vida?

Logre o no responder a mis preguntas... Mi mayor deseo es seguir este camino de redescubrimiento y consumar este estado de amor por la vida y por todo cuanto me rodea.

El principio del poeta

A cuatro meses de haber acabado una enfermiza relación, el sufrimiento se ha tornado meramente soportable. Tras sumergirme eternamente en un momento de profunda soledad acompañado de mis seres queridos he aprendido a disfrutar, a sentir, a saborear, oler y observar con infinita satisfacción insaciable el exquisito mundo que me rodea...

El poeta...

Nunca he estado más despierto que hoy; y pienso: qué es estar despierto? No quiero dormir, en realidad no hay un motivo real para hacerlo. La vida se vive mejor despierto, al dormir desperdicio sentimientos. Nunca he estado más deprimido que hoy, es esto lo que vivo.

Disfrutar la tristeza se vuelve algo muy placentero. Todo palo tiene dos puntas, y la tristeza es una punta de éste.
La vida se vuelve, repentinamente, una esfera, una esfera conformada por millones de palos. En este caso, la tristeza y la felicidad... son un palo. Sólo un palo más, un palo que hay que vivir. En palabras de la siempre admirable Dubirit --con quien sostengo mis mejores conversaciones-- sólo conociendo la tristeza se puede apreciar la felicidad.

Personalmente creo que no es recomendable desvariar y el camino adecuado para mí es el equilibrio... Sin embargo, ese será tema de otros posts...

jajaja, recomendación para kien lea... Soy muy disperso y es posible que la continuación de mi primer párrafo no se encuentre en el post correspondiente.. jajajaja Sin embargo, las ideas son lo que importa...