lunes, enero 17, 2005

Ich wünsche

Nadie me advirtió jamás lo fácil que es caer enamorado. De todas las experiencias humanas que soy capaz de vivir, definitivamente, mi favorita es la inevitable caída al abismo de sus ojos.

Nadie me advirtió jamás lo difícil que es emprender la retirada. Y esque me duele tanto decir adiós. Verdad es que realmente no sé lo que me depara el "mañana", pero también es cierto que hoy debo practicar una vez más el "desapego".

"Fui tan dócil como un guante y
Tan sincero como pude"

Rayos... de verdad la amo...

:(

0 comentarios: