sábado, enero 01, 2005

Meine Ewigkeit

Bien, la explicación inequívoca a mi inmortalidad es, en realidad, muy sencilla. Soy shó (leer con acento argentino) un ser espiritual (der Baum) que tiene, ocasionalmente, experiencias humanas --"coincidentalmente" así lo explica el célebre Dr. Deepak Chopra.

Así, el árbol --siendo éste el representante de mi espíritu eseral-- a veces tiene una familia de pajariyos viviendo en sus ramas, ardillas que se refugian en su interior, amigas flores y el amigo pasto que también visita de vez en vez. No obstante, todos estos amigos (a quienes podríamos llamar experiencias humanas) son realmente efímeros; la familia de pajariyos vive aquí por un "tiempo" y después se van, al igual que la ardilla, las flores y el pasto.

Siendo shó (argentino de nuevo) el árbol veo a mi alrededor, observo a mis amigos, cómo vienen y van, y me doy cuenta de mi eternidad. Me doy cuenta de cómo el tiempo pasa para todos, rige sus vidas y sus períodos de interacción... Y shó... Shó sigo aquí. No importa cuántos días, meses, años, yo sigo siendo el viejo gran árbol.

Entonces qué es lo que me hace crecer? Si el tiempo no me rige, qué es lo que rige mi paso?

Mi desarrollo espiritual (y en general) no está marcado por cuántas veces reincide la Tierra en el mismo lugar --que vendría siendo la medida estándar de un día o un año. En realidad no tengo una unidad definida para medir el paso del "tiempo" sobre mí. ¿Cuál es la medida que realmente describe mi evolución desde el inicio de mi existencia?

1 comentarios:

circe dijo...

Un pajarillo vino a cantar una melodia de Feliz año nuevo.....