domingo, febrero 13, 2005

Después de...

Fiestecilla.- Descanso para el cuerpo, árduamente utilizado durante las últimas dos semanas...
Chelas.- Un poco de castigo neuronal para "mejorar" el rendimiento en la vida diaria
Buena música cortesía de Teie.- Alegría enfrascada en ondas sonoras para el espíritu...
Mucha comida cortesía de Mafer (Teie's).- Para mantener al cuerpo distraído mientras la chela hace lo suyo...
Muchas risotadas cortesía de Orlyx.bleu.- ... Alguna vez han pensado que 'bleu', por bonito y rimbombante que se vea, tal vez es sólo 'blue' escrito por un disléxico?

El, sin más, agradable convivio terminó para mí por eso de las 2.30 am. En realidad no es necesario incluir detalles de lo bien que la pasamos --basta con ver la calidad de los presentes. Por la noche tuve pesadillas, y mucho calor... En realidad no puedo decir que fue la mejor noche de mi vida --aunque cabe notar que el sofá rojo de Orlyx.bleu es bastante cómodo.

A la mañana siguiente --esto es, unas cuantas horas después, hoy por la mañana-- me he despertado con un incómodo dolor de cabeza. Lo bizarro es que amanecí en un estado de paz muy satisfactorio. Y no sólo eso, en todo el "tiempo" que ha pasado desde que la pequeña Momo entró en mi universo, nunca la había extrañado como hoy. Pero no es el sólo sentimiento de nostalgia, hoy también está la fascinación que me produce el ver su cara... Como si esta noche hubiera dormido con ella con los brazos entrelazados y susurrándonos palabras dulces de amor al oído...

Creo que hoy no la extraño...

Hoy no es la infame presencia del pasado que atormenta a quién por nostalgia muere cada noche.

Hoy es la hermosa visión del sol naciente, cercano e imparable, que me hace henchirme de un cálido sentimiento que, poco a poco, desplaza a la frialdad de la nostalgia moribunda...

0 comentarios: