miércoles, abril 06, 2005

Autodestrucción

Yo no suelo ser una persona mazoquista...

No obstante me veo, en infame treta de mi malévola imaginación,
Torturado, repleto de heridas autoinflingidas...
Claramente puedo observar mis manos rotas;
En mis piernas se siente el frío ácido y cortante de la muerte;
Las costillas, todas enterradas en mis, ahora inservibles, vísceras;
Terribles escalofríos y uno que otro espasmo recorren mi cuerpo;
Lágrimas de azufre recorren mis aún sensibles mejillas;
Y, mientras tiemblo de muerte lo único que logra salir es un pequeño suspiro...

So, dieses ist was mann fÜhlst wenn mann ist tot...

Infame requiem; gritos llenos de dolor, acelerados golpeteos de corazón que marcan el fin de todo...

Tal vez sea un buen momento para dejar salir a la bestia que me acompaña, inseparable, cual sanguijuela, succionando todo lo que representa felicidad en mi vida...

0 comentarios: