jueves, abril 21, 2005

Sin remedio

Mañana tengo un futuro prometedor
Y mañana no existe
Ayer tuve un pasado exquisito
Y ayer no existe...
Hoy tengo mucho estrés, estoy cansado, mi cuerpo y mi corazón no han recibido el alimento que deberían.
Hoy la vida es difícil, nada sale como yo quisiera, ya no puedo pensar más, mi parte racional está sobrecalentada...
Hoy te extraño. Quisiera acostarme en tu hombro, envolverte en mis brazos y pasar mi pierna suavemente sobre las tuyas; quisiera decirte quedito "te amo" al oído; quisiera besarte y dejar que me beses... Y así, acostados, caer rendido ante el cansancio, junto a la mujer que amo...

Hoy Te amosísimo y te extraño igual.

1 comentarios:

Tita... dijo...

El sin remedio del tiempo...de esa corriente que fluye constante...Ojalá no fuera como la luz...que salió hace cien mil años y apenas nos llega...a veces...cuando la fuente ya se ha apagado...Hermosa la imagen de tu momento...de esos momentos cotidianos del amor...entre dos que comparten los espacios...que disfrutan de las palabras breves...como los "te amo"...El contacto...casual...simple...de dos cuerpos habitantes del círculo sagrado del amor...Gracias por ese regalo...