jueves, mayo 19, 2005

Calma, serenidad y paciencia, querido Solín.

Recuerdo aquella vez en Veracruz...

Viajamos en mi coche, un compacto japonés de un poco más de cinco años; sin aire acondicionado...

Recuerdo haber tenido sentimientos encontrados..
--Por un lado ansiaba pasar nuestras vacaciones juntos
--Por el otro, me aterraba saber que muy pronto nos separaríamos, por mucho tiempo.

Recuerdo ese sentimiento de lejanía dentro del pecho
Aquellos que me avisaban de lo que vendría...

Ahora el momento de la espera está aquí...

Si me preguntan:

Yo sé lo que, para mí, es amor

Yo sé que quiero compartir mi vida contigo

También sé que cada minuto, cada día, la distancia que nos separa es irrelevante; así como el tiempo... Porque nuestras vidas ya convergen.

Y yo... no dejo de preguntarme... Cómo será nuestra vida juntos?

Sinceramente, tengo fé en que será tan hermosa como toda nuestra historia hasta hoy.

0 comentarios: