martes, mayo 31, 2005

Sílfide



Y de las sombras de mi alma miles de flores nacerán con cada uno de vuestros roces.
Como divino astro a mi olvidado corazón brindarán luz y cobijo...

Un sólo beso de vuestra dulce boca bastará para rescatarme de mi fatídico destino,
Y finalmente mi anhelado sueño veré materializado.

Consumado nuestro amor, ocuparé el lugar que por derecho me corresponde.
Vos, a mi lado, en hermosa comunión, reinaréis nuestro Universo.

Porque, señora mía, vos no os habéis dado cuenta aún;
No obstante, es verdad que, con vuestros infinitos encantos y vuestra singular belleza...

Al diablo habéis enamorado...

2 comentarios:

Yolanda dijo...

Oh vaya, debo decir que este post me pareció maravilloso y no me puedo resistir a preguntar si lo escribiste tu. ^^ En fin, es maravilloso.

parkash dijo...

jaja, sí.. Lo escribí yo :)