domingo, julio 17, 2005

Eternal sunshine of a spotless mind...

Como un manto tejido de polvos estelares e hilos de nebulosa, estas fotografías de vidas pasadas, de mí mismo... De mis otros yo... Cubren a mi frágil alma protegiéndola del frío ilusorio de la soledad.

Al mismo tiempo, como cualquier otra creación en nuestra muy particular dimensión, el infame manto de dos vistas me hiere con recuerdos punzantes; como pequeñas bombas activadas por el más mínimo de los olores; la música, cual cianuro, carcome mis entrañas lentamente y un frío ardiente me oprime el corazón...

Recuerdos, imágenes, sensaciones...

Sólo fantasmas del pasado... Pequeños "yo". Instancias de mí mismo, con vida propia, residiendo en el vasto universo de mi ser.

Al final del día, son ellos los que marcan mis actitudes y respuestas a los diferentes estímulos que la vida me tiene preparados...

0 comentarios: