miércoles, marzo 11, 2009

No, de veras no.

No, en ningun momento me diste falsas esperanzas.

No, nunca me dijiste que esperara o que tuviera fe.

Todo el tiempo fue mi decision.

Todo el tiempo fui yo quien quiso creer.

Si ahora me doy de topes en la pared...

no, no es por ti.

*